¿Cuánto influye el mobiliario de oficina en la productividad? | Ofidisma

¿Cuánto influye el mobiliario de oficina en la productividad?

mobiliario de oficina en Sevilla

Hasta hace muy poco tiempo, las condiciones y el ambiente laboral solo se medían en relación a la seguridad e higiene del trabajo. Los estudios de tiempos y movimientos realizados a mediados del siglo XX, demostraron la importancia del ambiente en la producción laboral. 

Estos estudios se enfocan en la forma de obtener el mejor rendimiento de cada empleado dentro de unas condiciones seguras y de mínimo riesgo. El trabajo de oficina se consideraba de bajo riesgo, pues, medía el riesgo sólo en función del trabajo físico.

No obstante, a partir de la última década del siglo XX, el trabajo de oficina comenzó a analizarse como una actividad que acarrea una serie de riesgos laborales. Las largas horas en posiciones sedentes y las lesiones causadas por malas posturas, comenzaron a tomar relevancia.

Anualmente, las lesiones musculares, óseas y bajas producidas por empleados con afecciones físicas causadas por mobiliarios de oficina inadecuados son cuantiosas. Las empresas invierten miles de millones de euros año tras año en pólizas de seguros médicos, equipos ortopédicos y de fisioterapia para sus empleados lesionados. 

La baja productividad asociada al mobiliario de oficina es un tema de preocupación de la dirección empresarial. En este sentido, la ergonomía ha nacido como una disciplina que cada vez más interviene en el diseño de oficinas seguras y productivas.

Se ha demostrado fehacientemente que aquellas oficinas que han incorporado la ergonomía dentro del diseño de sus espacios han aumentado la productividad de manera exponencial. Sillas de oficina, escritorios, ordenadores, luces o ventilación, intervienen directamente en una mayor seguridad y eficiencia laboral.


La ergonomía en cifras

mobiliario de oficina en Sevilla

La falta de ergonomía cuesta a las empresas anualmente miles de millones de euros en absentismo laboral, gastos médicos y baja productividad. Los empleados que no cuentan con los recursos físicos apropiados para ejercer sus funciones, inciden negativamente en los balances económicos de la empresa.

Se han hecho una serie de estudios que reflejan el coste de la falta de ergonomía en las empresas a nivel mundial. Algunos de los datos más destacados de estos estudios son:

  • El 68% de los empleados pierden en promedio 5.6 horas semanales buscando una mejor postura en sus puestos de trabajo.
  • Anualmente, tan solo en Estados Unidos, se pierden más de 10 millones de horas productivas por dolencias musculares asociadas a la mala postura.
  • Los españoles pasamos más de 7 horas diarias sentados frente a la pantalla de un ordenador o dispositivo móvil en el lugar de trabajo.
  • El 90% de los trabajadores se han quejado de la mala calidad e incomodidad del mobiliario de oficina en Sevilla y otras ciudades.
  • Las lesiones de espalda encabezan las lesiones laborales de la oficina española  con un 66%.
  • Las lesiones más comunes son:
    • Dolores de cuello: 46%
    • Dolores de cabeza: 42%
    • Malestar en los hombros: 41%
    • Dolor en la muñeca, antebrazo y túnel carpiano: 29%

Todas estas dolencias implican eventualmente, algún grado de incapacidad laboral que se suma al bajo rendimiento en el lugar de trabajo. El incumplimiento de tareas, la sobrecarga a los compañeros activos y el coste hundido del absentismo se unen en una carga económica muy pesada.


La solución más económica: Un mobiliario adecuado

Invertir en un mobiliario de oficina ergonómicamente eficiente, no sólo permite a la empresa reducir los gastos médicos, de absentismo y baja productividad. Se ha demostrado que un trabajador cómodo tiene un rendimiento 3 veces superior a un trabajador incómodo o en una postura inadecuada.

Sin embargo, la elección de un correcto mobiliario va mucho más allá de la comodidad. Los muebles de oficina diseñados bajo un enfoque de ergonomía favorecen un mayor bienestar y una mejor actitud en el entorno laboral.

Una mayor disposición física interviene en un mejor desempeño, una mayor agilidad mental y una reducción significativa de la fatiga. Los trabajadores que usan sillas y mesas de oficina ergonómicas, tienen mejores rendimientos y su trabajo genera mayor rentabilidad a la empresa.

Según los resultados de grupos de estudio laboral en empresas a nivel mundial, tan sólo con el cambio de las sillas de oficina a sillas ergonómicas, se ha logrado:

  • Un aumento de la productividad en un 10%
  • El absentismo laboral se redujo en un 25%
  • El tiempo entre tareas se optimizó en un 50%
  • La necesidad de horas extras, jornadas especiales y trabajos extra-horario se redujeron en un 20%.

Estos cambios, se han dado tan solo con pequeños reemplazos de sillas y mesas de oficina. En aquellas empresas que han hecho cambios de iluminación, ventilación, techos, mamparas y suelos de oficina, la producción ha llegado a máximos picos de rendimiento.

En estudios financieros posteriores, identificaron que el ROI de la incorporación de ergonomía en el trabajo fue superior al 200%. La rentabilidad de cada euro invertido en mobiliario de oficina en Sevilla se multiplica de manera exponencial día a día. 

Otros artículos que pueden interesarte