Manual de Consejos de Ergonomía, Conservación y Utilización de Mobiliario de Oficina

Manual de Consejos de Ergonomía, Conservación y Utilización de Mobiliario de Oficina

Cada vez, son más las personas que trabajan en oficinas y menos las que realizan duros trabajos corporales. Esto, podría suponer una mejora automática de la salud pública, pero las estadísticas demuestran que los dolores de espalda ocupan el primer lugar de las enfermedades laborales (un 13% y una media de 22 días de incapacidad laboral – fuente: “Asociación Federal de Mutuas”). El coste directo que origina a la sociedad y a la empresa esta enfermedad laboral, por los tiempos de
ausencia y el descenso de productividad del trabajador, así como el coste indirecto de los tratamientos, se podrían paliar fácilmente con una buena prevención. La prevención de riesgos asociados a las actividades en este sector, debe ir orientada a conseguir lo siguiente:
  • Organizaciones Saludables_ que permitan prevenir los riesgos psicosociales ya conocidos, así como los asociados a las nuevas formas de trabajo.
  • Entornos saludables_ en los que las condiciones de trabajo resulten óptimas tanto desde el punto de vista de la salud, como del bienestar y las mejoras en la productividad.
  • Equipos saludables_ adaptados a las necesidades de los usuarios y a las características de las tareas que se van a desarrollar.
Todos estos objetivos, se engloban en lo que se ha pasado a denominar como la Oficina Ergonómica, pero…¿qué es en realidad una oficina ergonómica?
Hoy en día, se busca organizar los puestos de trabajo a modo de que los trabajadores estén a gusto en su puesto y de forma confortable. Una Oficina Ergonómica debe cumplir una serie de requisitos óptimos para los trabajadores:
  • … La relación social sea más humana
  • … Las condiciones de trabajo sean las más óptimas
  • … El puesto de trabajo cumpla una serie de normativas que permitan a sus usuarios el poder trabajar y desempeñar sus funciones de una manera óptima para su salud.
 Las personas que trabajan en oficinas, pasan alrededor de 80.000 horas sentados a lo largo de su vida laboral, lo que provoca daños en la espalda, si se está en una postura inadecuada o con la espalda encorvada.Es fácil mantener estas posturas durante bastante tiempo, pues el esfuerzo muscular es bajo, pero a la larga, los daños pueden ser importantes.
 Es imprescindible, que la actividad laboral se realice en unas condiciones óptimas y que los puestos de trabajo se ajusten a la comodidad de los usuarios. Tanto sillas, mesas, otro mobiliario de oficina, como el uso de ordenadores y otros periféricos habituales en las oficinas, deben de cumplir una serie de normas, para que el usuario final, esté cómodo en su puesto de trabajo.Es necesaria la formación de los usuarios finales de cómo es o cómo debe de ser una postura correcta en el puesto de trabajo, ya que al fin y al cabo, son los que previniendo su salud, se aseguran una mejoría de futuro.